Biblias, bifes y balas

Por Federico Müller, Mariana Pizzul e Iago Vieyra

En medio de un escándalo que lo vincula al asesinato de una militante social, el gobierno de Jair Bolsonaro sigue alentando la mano dura y la violencia institucional en Brasil. Sin embargo, esto refleja los deseos de su base de votantes: ultraconservadores religiosos, fanáticos de las armas, y terratenientes lo apoyan ciegamente.

El gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro está atravesando una tormenta política desde que salió a la luz un informe que vuelve a vincular a la familia presidencial con el asesinato de la concejala y militante social Marielle Franco. Según difundió Tv Globo, el asesino de Franco pasó horas antes del crimen por el barrio privado donde vivía el primer mandatario y se le permitió ingresar desde el departamento perteneciente al clan Bolsonaro. Esto se sumó a la probada relación estrecha entre los asesinos y los hijos del presidente y el escándalo ya amenaza con poner en jaque al líder ultraderechista. 

El presidente se tomó el informe como un ataque personal. Esta vez el tiro pasó demasiado cerca del mandatario,  quien se encontraba en un viaje diplomático en Arabia Saudita y salió a dar explicaciones en una transmisión en vivo por Facebook a las cuatro de la mañana. Desencajado y furioso, acusó a los periodistas que publicaron la información de “canallas”, dio a entender que dificultaría la renovación de las licencias televisivas de Tv Globo y uno de sus hijos, Eduardo Bolsonaro, llegó a decir que si la izquierda “se radicalizaba”, se podría dictar alguna medida como la “AI-5”, refiriéndose al decreto que anuló garantías constitucionales y dio inicio a la dictadura de 1964.   

El ascenso de este político ultraderechista, capaz de amenazar con suspender garantías constitucionales, no sucedió de un día para el otro.  Se origina en un desencanto con las expresiones políticas tradicionales que halla sus orígenes en las denuncias de corrupción durante los gobiernos progresistas del Partido de los Trabajadores, encabezado por Luis Inacio “Lula” Da Silva y Dilma Rousseff y el posterior fracaso del gobierno de centroderecha de Michel Temer, que abandonó el poder con una imagen positiva de tan solo el 3%. Solo ante el fracaso de la política tradicional se explica que el casi ignoto Bolsonaro, un polémico diputado federal de segunda línea que durante 28 años sólo consiguió aprobar dos proyectos de los casi doscientos que presentó, lograra  consolidarse como un candidato viable. Pero, ¿cómo sucedió esto?

Una receta probada

Bolsonaro siguió el manual de Donald Trump Bolsonaro siguió el manual de Donald Trump y de lo que los analistas políticos describen como “Alt-Right” o “derecha alternativa”, términos con los que se describe a la ultraderecha moderna que hace uso de la incorrección política y el extremismo discursivo como herramientas para dejar en off-side a la derecha tradicional. El propio presidente, cuando aún era candidato, describió a su base de votantes como “biblias, bifes, y balas”. 

Amplios sectores de la ultraderecha evangelista se plegaron de forma instantánea al candidato, que no duda en atacar al discurso feminista, a la comunidad LGBT+, y a lo que consideran un “marxismo cultural” que corrompe a la juventud. Su apoyo, con gran despliegue territorial, fue esencial para garantizar que su mensaje llegara a una gran masa de electores 

A medida que ganó popularidad en las encuestas, el sector económico -especialmente el agropecuario- se volcó a su favor. Los grandes terratenientes, en conflicto constante con las poblaciones originarias, vieron en Bolsonaro un candidato que los respaldaría y les daría mayores libertades en materia de protección ambiental y de uso de armas. 

Por último, Bolsonaro cosechó el apoyo de las milicias, grupos paramilitares cuestionados por diversos organismos de derechos humanos.  Estos autodenominados “grupos de autodefensa” -que no son más son bandas formadas por policías o militares retirados- hicieron su aparición hace dos décadas con el supuesto fin de combatir el narcotráfico en las favelas. Lejos de lograr su objetivo, han creado un  “estado paralelo” especialmente en los barrios del oeste de Río de Janeiro. Son actores en todas las actividades económicas, brindan “protección” a los vecinos, gestionan instituciones comunitarias y han logrado que algunos de sus miembros sean electos como autoridades municipales. La familia Bolsonaro tiene extensos vínculos con estas organizaciones que pregonan el uso de armas de forma indiscriminada por parte de civiles como mecanismo para disminuir la delincuencia. 

Carta blanca para matar negros

Fuente: Foro Brasilero de Seguridad Pública

Desde la llegada al poder de Bolsonaro, Brasil ha vivido un endurecimiento represivo y una cada vez mayor limitación de los derechos sociales y políticos de las minorías. 

Las muertes a manos de la policía han aumentado un 16%  en los últimos meses en Río de Janeiro, según surge de las estadísticas oficiales. Solo entre enero y agosto de 2019 fueron asesinadas 1.249 personas, en su mayoría jóvenes afroamericanos de las favelas. Asimismo, se ha registrado un aumento de casos de gatillo fácil contra menores de edad.  La mayor parte de las muertes se dan en redadas policiales en las que la policía dispara a mansalva y muchas veces asesina personas sin ningún vínculo con el mundo criminal. 

Las fuerzas de seguridad sostienen que no han recibido órdenes de matar por parte de ningún poder del Estado. Pero el aumento de casi un 50% en el número de estas operaciones muestra que ya sea de forma directa o indirecta los discursos de Bolsonaro y de Marcelo Crivella, alcalde de Río de Janeiro, han llevado a una escalada en la violencia. Ninguno de los dirigentes escatima elogios a las fuerzas de seguridad e impulsan cambios legislativos que garanticen la impunidad de los agentes que matan durante operativos.

El sector agropecuario también se vio beneficiado en este sentido. Desde el 1 de enero de 2019 se ha favorecido la extensión de la frontera ganadera por parte de grandes terratenientes y se multiplican los casos de ataques contra pueblos originarios. Según el último informe de la Comisión Pastoral de Tierra (CPT), hasta agosto de este año, Brasil registró la muerte de 19 personas en conflictos rurales. Entre los muertos se encontraban líderes indígenas, arrendatarios, un funcionario, un sindicalista y un ambientalista. El mismo informe advierte sobre las consecuencias que podría tener la aprobación de un proyecto de ley que extiende la tenencia de armas en propiedades rurales. 

Es que la flexibilización en las leyes de tenencia de armas por parte de civiles también es un factor de preocupación entre los detractores del líder ultraderechista. Los paralelismos con Estados  Unidos, donde esto es casi una política de estado, son inevitables. Dos meses después de su asunción al poder, dos estudiantes de la localidad de Suzano, en Sao Pablo entraron armados a la escuela y asesinaron a diez personas.

“El problema de Bolsonaro no es tanto la represión que ejerce de forma directa, si no la habilitación que hace a las fuerzas de seguridad, a las milicias, y a los terratenientes para matar sin consecuencias”, sostiene Ignacio Lemus, corresponsal de Telesur en Brasil.

En efecto, Bolsonaro ha soltado las cadenas que mantenían contenida la violencia en Brasil.  Y ni siquiera sus mayores detractores pueden predecir bien a que podría llevarlos un recrudecimiento de su retórica, si ve amenazadas sus chances de mantenerse en el poder. El asesinato de Marielle Franco por partidarios del presidente, sin embargo, parece suficientemente vehemente.


CINE Y GÉNERO: UNA LUCHA DE IDEALES

Por Tomás Cebral, Luciana Vexina e Inés Kremer

Yalitza Aparicio, María Luisa Bemberg, Margot Benacerraf y Tatiana Huezo son algunos de los nombres de mujeres que más resuenan en la industria del cine latinoamericano, donde cada una tiene una historia distinta para contar. ¿Por qué es importante que el feminismo y el cine se unan bajo una misma causa? ¿Qué cambios sufrió la cinematografía a medida que las mujeres comenzaron a ocupar un lugar importante en ella?

En una industria donde, por muchas décadas, predominó el género masculino no solo en el rol del director, sino también produciendo y guionando filmes, las mujeres se han abierto camino en el último tiempo, buscando llegar al público desde un lugar distintivo y, en algunos casos, con películas cargadas de mensajes sociales y protesta. En su texto Cine Latinoamericano de Mujeres: Memoria e Identidad, la investigadora y antropóloga mexicana Patricia Torres San Martín expone: “Es necesario destacar la noción de autoría femenina como una categoría de diferencia, que pueda reflejar un intento por mediatizar la construcción social de género, dentro de un entorno histórico-cinematográfico”.

La antropóloga Patricia Torres San Martín, autora de Cine Latinoamericano de Mujeres: Memoria e Identidad,

Pero para entender estos avances en cuanto al rol femenino en la industria, cabe destacar las investigaciones de Mary Ann Doane, una profesora estadounidense y pionera del estudio de los géneros en el cine. Ella desarrolló un estudio acerca del cine de mujer, un género que creció durante la primera mitad del siglo pasado, al mismo tiempo que lo hacía la industria cinematográfica, cuando las primeras producciones, las cuales eran mudas, comenzaron a surgir. El cine de mujer, plantea la autora, aparece en el cine de Hollywood, teniendo una máxima concentración en las décadas de los 30 y 40, finalizando en la década de los 60. Estas producciones estaban destinadas a una audiencia femenina, ya que plasmaban sus deseos y la mirada del mundo, sus puntos de vista. Además, las mujeres mismas solían ser las protagonistas de las historias, y eran ellas quienes, en muchos casos, tenían privilegios que, en la realidad, sólo los tenían los hombres.

Yalitza Paricio, una de las directoras latinoamericanas de mayor éxito
Yalitza Aparicio, una de las actrices latinoamericanas del momento

Es que, a lo largo de los años y desde los inicios de la industria, se ha tendido a invisibilizar  y, si se quiere, a mostrar cierta dependencia por parte de las mujeres, cuestiones que fueron evolucionando a medida que la misma sociedad lo hacía. Hoy en día, puede verse más participación femenina en la cinematografía, no solo ocupando los roles que antes ocupaban los varones, sino también en los enfoques de las producciones, en los conflictos y las formas de plantear el mundo. Esto abrió la posibilidad, además, de criticar la postura patriarcal y la repetición de estructuras que se mantenían, y romper con los estereotipos de mujer “heroína”, “malvada” u objeto de deseo (“mujer fetiche”) que aparecían  en las representaciones cinematográficas.

Hacia los años 80, comenzó una etapa en el cine feminista que estaría caracterizada por la lucha de las mujeres por la auto-reivindicación de sus figuras y quehaceres, en un contexto mundial que aún resultaba difícil. El machismo, representado en las bandas glam que cosificaban a la mujer a partir de videos en los que únicamente se las veía como un objeto, estaba en auge. Pero así también había comenzado la revolución musical: la cantante  Joan Jett aparecía en la escena del rock para decir “basta” a dichos estereotipos. De este modo, las directoras de cine no pasaron desapercibidas, y entendieron el contexto que se avecinaba.

Según un informe del sitio web NUSO, los números reflejaron la realidad del cine feminista:  en México y en Brasíl debutaron 12 cineastas en largometrajes de ficción; mientras que en Argentina incursionaron 14 nuevos talentos.

Hoy, a casi dos décadas de aquel entonces, las mujeres que forman parte de la industria son tantas que no se alcanza a contarlas con los dedos (de cientos de manos). Las realizadoras independientes, que continúan en la lucha por la reivindicación femenina, son cada vez más. Y para orgullo Latinoamericano, las hay en todo el continente

La Ley Laboral Trans en Uruguay y Argentina

Marilina Pacheco, Josephina Herrera, Paloma Catalá

La realidad de las personas trans, en ambos países, tienen un común denominador: el atropello a sus derechos adquiridos después  de varios años de lucha y la nula voluntad política para implementarla. La ley es necesaria para que la prostitución no sea la única salida para subsistir.

El cupo laboral travesti-trans fue una iniciativa de la lider travesti y activista por los derechos humanos Diana Sacayán, quien decidió implementar esto como una estrategia para atenuar la exclusión de sus compañeras.  Las cifras son reveladoras ya que el 98% de la población trans no tiene un trabajo formal y deben subsistir en la prostitución, sufriendo en muchos casos violencia y detenciones ilegales. 

La ley 14.783 se aprobó en la Legislatura de la  provincia de Buenos Aires el 17 de septiembre de 2015 sin embargo, un mes después, Sacayán fue asesinada en su departamento del barrio porteño de Flores, en la Ciudad de Buenos Aires. Hoy en día, el gobierno provincial sigue sin reglamentar la ley  por lo que es imposible su aplicación correspondiente. “Fue una decisión política que el cupo no se haya cumplido”, declaró Say Sacayán, hermano de Diana y líder del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), en una entrevista. Este hecho demuestra la negligencia por parte del Estado de no abordar la problemática de las personas trans de un manera integral. 

El 18 de agosto del año pasado se presentó, en el Congreso de la Nación Argentina, el proyecto de Ley de Cupo Laboral para las personas trans que busca destinar el 1 % del empleo público. Fue avalado por la firma de más de 40 diputados de seis bloques legislativos, a instancias de la diputada nacional Mónica Macha, por Unidad Ciudadana. Sin embargo, el Consejo de la Magistratura de la ciudad nunca reglamentó la ley a pesar de recibir numerosos fallos judiciales que no tuvieron éxito.

Por otra parte, en julio la comunidad trans de Uruguay tuvo su primer llamado a ocupar tres puestos de trabajo en la empresa estatal Obras Sanitarias del Estado (OSE) mediante postulaciones por la página web del organismo. La Ley Integral para Personas Trans, votada en el Parlamento en el 2018, insta a los organismos estatales a destinar también el 1% de puestos de trabajo a esta población. Además de plantear medidas para integrarlas en otros ámbitos y así promover la inclusión.

Sin embargo, en el mes de agosto de este año se intentó derogar la ley mediante un pre-referéndum aplicado por una coalición de organizaciones principalmente religiosas (iglesias evangélicas), lideradas por el diputado (suplente) Carlos Iafigliola, quien se oponía totalmente a esta ley. Este pedido fue rechazado ya que tuvo sólo una adhesión del 10%. “Los Derechos Humanos no se someten a plebiscitos”, dijo Collette Spinetti, activista por los derechos de las mujeres trans por UTRU (Unión Trans del Uruguay) luego de conocer los resultados para derogar el texto legislativo aprobado en el año 2018. “La ley trans fue una lucha de recorridas y concientización, esto fue una conquista del pueblo uruguayo que mostró conciencia social por los derechos y que nadie va a mentirle ni generar discursos que atenten con la integridad de las personas y su pleno desarrollo. La gente que votó por el referéndum fue la misma que votó por derogar la ley de interrupción del embarazo, son grupos antiderechos”, aseguró Spinetti. También mostró su disposición para acompañar a cualquier otra lucha que surja de hacer justicia: “hoy es el movimiento trans, en otro momento será otra lucha y siempre  estaremos ahí para apoyarlos”, finalizó.

La historia de lucha por parte de esta población vulnerada en el país oriental, comenzó en el año 2009 cuando se sancionó la Ley de Identidad de género. Más adelante, durante octubre del 2018, se aprobó en la Cámara de Diputados la Ley Integral para Personas Trans que establece los derechos al trabajo, la vivienda y las intervenciones quirúrgicas. A su vez, distintos colectivos juntaron firmas en el marco de la campaña “Ley Laboral Ya” que contó con un alto apoyo de la población.

“Como primera medida debería sancionarse la ley, y en nuestra provincia tendría que haber voluntad política de la gobernadora Vidal para reglamentarla pero aún no sucedió”,  señaló la activista trans y candidata a diputada por el Frente de Todos, Paula Arraigada. Asimismo, sostuvo que la educación, la salud y el trabajo son derechos elementales que tienen que ser garantizados por el Estado para todas las personas. “Esperamos que en la próxima gestión se sancione el cupo laboral trans-travestis para que las compañeras puedan tener un promedio de vida diferente al que tienen hoy de 35 años”, expresó la candidata y finalizó: creemos que el próximo gobierno va a tener la voluntad política de enviar al Congreso el proyecto de Ley para que sea ratificada y una vez sancionada se cumpla”.

Otra de las voces que opinó sobre la inclusión laboral es Diana Soto, referente del Hotel Gondolín, una pensión para personas trans en Villa Crespo: “el cupo laboral trans está en ´stand bye´ y lo más importante es que haya trabajo para la comunidad de forma legal”. También sostuvo que son personas aptas y capacitadas para trabajar, aunque hoy en día están muy lejos de lograrlo e hizo hincapié en la necesidad del estudio como una herramienta fundamental para todas las mujeres trans. Les digo a todas las compañeras que esta lucha es para la nueva generación que está viniendo en camino, concluyó Soto.

En tiempos de igualdad, ambos países, lograron acciones en materia de derechos humanos para las personas trans para así, terminar con la estigmatización que sufre esta minoría. Pero todavía falta un largo camino que recorrer para lograr la aceptación total de parte de la sociedad y la voluntad política que hace oídos sordos, tanto en suelo argentino como uruguayo.

Campeonatos internacionales de fútbol

Copa Libertadores Femenina

Corinthians le ganó 2 a 0 al Ferroviária en el estadio olímpico Atahualpa de Quito y así se consagró campeón de la Copa Libertadores femenina por segunda vez en su historia. Juliette y Giovanna Crivelari fueron las autoras de los goles.

El partido arrancó con un Corinthians que presionaba sin parar. Es así como a los 9 minutos del primer tiempo tuvo la chance de ponerse adelante en el marcador, a través de un cabezazo de Tamires, pero el juez de línea marcó posición adelantada. Tras varios errores por parte de la defensa de Ferroviária, los remates de media distancia y las jugadas colectivas del “Timao” fueron el resumen del primer tiempo, donde se empezó a agigantar la figura de Luciana, Arquera del “Ferroviarios”, como le dicen en Brasil. 

El segundo tiempo fue muy parecido al primero, ya que Ferroviária no reaccionaba y Corinthians seguía buscando ponerse en ventaja. El gol llegaría a los 73 minutos de la mano de la delantera Crivelari, tras una gran jugada colectiva, y Juliette selló la victoria en el cierre del partido. Es así como el “timao”, quien ya había levantado la copa en 2017, se coronó invicto con cinco triunfos y dos empates. 
A pesar de la derrota, “Ferroviarios” se llevó 50000 dólares por alcanzar el segundo lugar, mientras que el conjunto ganador obtuvo 85000, cifra histórica en esta competición. 

Por otra parte, América de Cali venció 3 a 1 a Cerro Porteño y se quedó con el tercer lugar de la competición, con un premio de 30000 dólares.

Copa Libertadores Masculina

River Plate y Flamengo se enfrentan en la final de la Copa Libertadores en el Estadio Nacional de Chile con televisación para toda Latinoamérica de Fox Sports.

El equipo argentino llega tras eliminar a Boca Juniors, su eterno rival. El primer partido ganó 2 a 0 y el segundo sufrió y, aunque perdió 1 a 0, pasó a la final. En el campeonato local está tercero a un punto de los líderes, Lanús y Argentinos Juniors.

Por su lado, el mengao viene de dejar afuera al Gremio. Una serie que nunca se le complicó al equipo de Rio de Janeiro. En la ida empató 1 a 1 y en la vuelta triunfó por 5 a 0, en una goleada histórica.

En el brasileirao viene puntero tranquilo con siete puntos de ventaja sobre el segundo. Hace 18 partidos que no pierde con 16 victorias y dos empate. En cuanto, a los lesionado, el arquero titular Diego Alves sufrió un esuince de rodilla y es duda para la final. Su participación en el partido depende de la gravedad de la lesión.

Flamengo salió campeón de la Libertadores en una sola ocasión. Fue en 1981 con un Zico como fiura. El partido fue frente al Cobreloa de Chile y se disputó en el Maracaná.

Los equipos jugaron 12 partidos entre sí. Cinco veces River fue el ganador. En cuatro cruces los brasileros triunfaron y en tres empataron.

Copa Sudamericana

Colón de Santa Fe e Independiente del Valle jugarán la final de la Copa Sudamericana el próxima sábado 8 de noviembre en La Nueva Olla, estadio de Cerro Porteño, en Asunción. Será televisado para Argentina por ESPN.

Por el lado del sabalero, viene de un torneo local complicado. En la tabla de posiciones, se encuentra décimo noveno. En cuanto a los promedios, está séptimo dando vuelta la tabla muy cerca del descenso. Los santafesinos viven una realidad en Argentina muy distinta que a nivel internacional.

Los ecuatorianos finalizaron el campeonato regular a 10 unidades del puntero, Macará. Ahora, en los play offs buscará el trofeo ecuatoriano. En 30 partidos acumuló 15 victorias, siete empates y ocho derrotas.

Será el primer enfrentamiento entre Colón e Independiente del Valle. Además, es la primera posibilidad de ambos de conseguir un título internacional.

Kevin Flores y Federico Marqui

Aumenta el peligro para los felinos en el Amazonas

Sabrina Deyra y Camila Giuliano

La selva  tropical del Amazonas abarca gran parte del noroeste de Brasil, parte de Colombia, Perú y otros países de Sudamérica. Es reconocido por su biodiversidad, ya que allí habitan 2,5 millones de especies de insectos, 2.500 especies de peces, más de 1.500 de aves, 550 de reptiles y 500 de mamíferos, según la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica. En agosto de este año la gobernación de Amazonas declaró el estado de “emergencia climática” por  los incendios forestales favorecidos por el desmonte. Los innumerables incendios no solo afectaron el clima mundial, sino también a los seres vivos de la región. “En la selva amazónica normalmente no hay incendios tan prolongados debido al alto nivel de humedad de algunas zonas que dificulta que las llamas prendan o se extiendan, por lo que los animales no tienen una estrategia para adaptarse”, dijo la especialista en biología Ana Cristina García. 

Las consecuencias de los incendios forestales tienen dos etapas una inmediata y otra a largo plazo, según la bióloga.  Los animales en medio de un incendio por lo general se refugian bajo tierra, en el agua, o pueden morir. Para la especialista, debido al desastre ambiental ocurrido en el Amazonas muchos animales morirán por las propias llamas, el calor o la inhalación de humo.

Por otro lado, la bióloga expresó que es  probable que los efectos a largo plazo sean más trágicos, porque todo el ecosistema de los sectores quemados de la selva se verán alterados. Antes del incendio en la selva amazónica, los animales ya estaba en peligro por la acción del hombre.

La extinción de los felinos se debe a la a disminución de hábitat por el aumento de la agricultura y ganadería, sumado a  la cacería, directa o incidental, que también es una amenaza. Algunos de los que están en mayor peligro de desaparición en el Amazonas en  orden de preocupación son:

Yaguareté: es el mayor felino de América y tercero del mundo después del tigre y el león. Habita en casi todo el continente. Se encuentra en la categoría casi amenazada en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) tiene una población estimada de menos de 50000 ejemplares. Según la fundación Red Yaguareté, en Argentina es una especie protegida y se encuentra en peligro crítico de extinción, esto significa que si no se modifican ciertas amenazas que enfrenta actualmente, podría extinguirse en los próximos años. Las causas que ocasionaron su desaparición en amplias zonas de su distribución original, fueron la pérdida de su hábitat, producida por la deforestación, la caza ilegal por su piel, aunque en menor medida, el seguimiento de los ganaderos que lo matan por considerarlo una amenaza para el ganado y   la caza furtiva sobre sus presas.

Margay: es un felino nativo de América central y del sur. Se caracteriza por sus largos miembros posteriores y su pelaje es amarillo con manchas negras en todo el cuerpo; una de sus amenazas es la caza ilegal con fines peleteros, por lo que su principal depredador es el ser humano. “Está considerada como una especie amenazada por el importante descenso de su población en los últimos 15 años”, manifestó la Escuela Argentina de Naturalistas. La principal amenaza es la desaparición, degradación y fragmentación de su hábitat, deforestada para la expansión de la frontera agropecuaria y el desarrollo urbano.

Puma: es el felino con mayor distribución de América. En varias provincias del país fue catalogada como extinta por la presión del hombre, como consecuencia de la caza y aumento de uso de las tierras para fines agrícola-ganaderos. Está presente en casi toda Argentina, recuperando poblaciones en la provincia de Buenos Aires, “Si bien se ha extinguido o estaría disminuyendo en varias regiones de su amplia distribución, estaría recolonizando algunas zonas” según la Escuela Argentina de Naturalistas. Las poblaciones del noreste serían continuas con las de países vecinos, aunque se recomienda que sean monitoreadas debido a que algunas de ellas pueden estar en riesgo por la persecución directa y la modificación del hábitat.

SOY GORDX

Por M. Lima Capitao y M. Herrera

Yo si quiero ir un sábado a la tarde a comprar ropa no encuentro talles, lo mismo si tengo una fiesta y necesito un vestido a último momento. Necesito proyectar con tiempo para comprarme ropa“, cuenta la modelo argentina plus size, Samanta Alonso. Aclara que hay una posición política de lo que se acepta y lo que no cuando en las marcas solo hay modelos heteronormadas o cuando el talle más grande es el 40. “Tenemos que repensar nuestros cuerpos, desde por qué tenemos problemas de autoestima, por qué odiamos nuestro cuerpo, y como no es casual sino que tiene que ver con un sistema que nos obliga y nos conduce a que la única forma de tener una vida posible es siendo flaca”, cuenta la activista gordx y creadora de Plus Doll Agency. 

En el caso del modelo plus size, Beltrán Horisberger, explicó que para él, en el modelaje se sintió interpelado por esa falta de representación de los cuerpos gordos en los medios, en lo mainstream. Su modelaje se concentró en eso, en empoderar su cuerpo, empoderar su palabra, “en mostrarme sin tapujos y darle esta representatividad a otres, que otras personas puedan sentirse identificadas no conmigo, sino con el cuerpo que yo habito”. 

El activismo gordo surgió en Estados Unidos en la década de los ´60, muchos de sus militantes eran feministas, lesbianas radicales, trans y queer que denunciaron la estigmatización de las personas gordas y la complicidad de la industria de la dieta y el saber/poder médico con la difusión de la obesidad como un peligro social. Según la investigadora mexicana Sarah Calderón Vargas, el activismo gordo latinoamericano se encuentra en desarrollo, fortaleciéndose en las redes sociales y grita: “Quiero que quede bien claro, no tengo sobrepeso, soy GORDA y quiero que se me note más de lo que ya se me nota”.

Los investigadores Laura Contrera y Nicolás Cuello dicen que en Argentina, este movimiento llegó en el 2011 como una herramienta de empoderamiento para todo aquel etiquetado como gordx por la sociedad occidental conforme los valores hegemónicos y capitalistas interiorizados. También han recuperado la potencia de la palabra gordo para autonombrarse, mutando el insulto en resistencia tal como lo han hecho otras minorías como las tortas y maricas, los queer, entre otros. Contreras se define como feminista y militante por la diversidad corporal, y en 2016 coeditó un libro sobre activismo gordo junto a Nicolás Cuello: Cuerpos sin patrones. Resistencias desde las geografías desmesuradas de la carne.

Enunciarse como gordo es activismo“, dice la militante Charlotte Cooper. Para Calderón Vargas, el activismo gordo tiende a ser representado principalmente por mujeres occidentales, sin embargo ha tomado auge en contextos latinoamericanos desde movimientos de mujeres, por lo que muchas de las aportaciones de este activismo responde de manera casi exclusiva a mujeres o población no heterosexual. 

La imagen simbólica de las personas delgadas se asocia al autocontrol y la responsabilidad, pero que a la vez esto se contradice con la necesidad de una economía de la bulimia que nos exige que consumamos de manera desaforada. Esta economía se inserta, además, en una cultura de la anorexia que vigila que nuestros cuerpos no excedan el peso normalizado. Así, el atracón aparece como una metáfora de la lógica de consumo, por ejemplo, cuando vemos modelos extremadamente delgadas comiendo una hamburguesa Triple Mac en televisión”, explica sobre la construcción de la heteronorma la profesora de Ciencias Sociales e impulsora del Activismo Gordo, Julie Guthman.

La comunicadora Luciana Vartabedian Frangella comenta que la emergencia del Activismo Gordo consolida una comunidad político-afectiva de resistencia donde la validez de los cuerpos es total y la aceptación es el objetivo final en tanto todos son dignos de vivir sus cuerpos con comodidad, como así también de ser sujeto/objeto de deseo. El Activismo Gordo es aún muy incipiente, pero trata de repensar críticamente aquellas cosas afianzadas como verdades con el fin de generar condiciones en las que esos cuerpos castigados puedan reaparecer en el espacio público de manera legítima.

Diarios de motocicleta

Agustín Ostos, el joven que dejó todo para dar la vuelta al mundo en una Supernova y creó el proyecto “Soy Tribu”.

Por Lucía Rodríguez Candia y Tomás Arguello

Agustín Ostos, junto a su compañera de viajes, la Supernova.

Oriundo de Badajoz, España a sus 18 años viajó a Madrid para estudiar Abogacía y en medio de la carrera, decidió dar un giro a su vida y abandonarlo todo para poner en marcha su verdadero sueño. Así comenzó el viaje más largo de su vida, que dio origen al proyecto “Soy Tribu”.

Hoy lleva recorrido más de 50.000 kilómetros y viaja por el mundo con el objetivo de mostrar las distintas culturas del planeta, su mayor deseo es darle voz mediante entrevistas a quienes lo habitan. A través de la fotografía, videos documentales y relatos de historias de los pueblos y tribus que conoce en el camino, busca generar conciencia social.

En sus viajes intenta lograr un cambio interno, utilizando las vivencias captadas en cada pueblo que conoce, como fuente de inspiración para impulsar a sus seguidores a que despierten interés por otras comunidades. Con más de 700 mil seguidores en Facebook, 70 mil en su canal de Youtube y  60 mil en Instagram, el motoquero financia su aventura por medio de marcas patrocinadoras, colaboraciones de sus fans y venta de ropa y merchandising en su página oficial.

Así fue como visitó lugares que fueron un “antes y después” en su vida. En Venezuela, Ostos descubrió que si bien uno puede informarse mediante los periódicos acerca de la crisis que atraviesa el país, ver con sus propios ojos a cientos de familias abandonando su tierra, huyendo del hambre, la falta de medicamentos y la hiperinflación es movilizante. Sin embargo algunas tribus como la llamada Pemón, se mantienen  al margen de la realidad del país, en su estado más primitivo, conservando sus costumbres y viviendo del turismo brasileño.

En Paraguay se instaló en el pueblo mbya guaraní, lugar donde se encuentra la comunidad Tekoa Mirî Poty. Allí los nativos relacionan sus estados de ánimo con los ambientes que habitan. Cuando sienten que algún territorio se encuentra contaminado lo abandonan y buscan uno nuevo dejando atrás sus plantaciones y cultivos. Según contó Ostos, la tribu presenta dificultades para sostener ese estilo de vida, a raíz de la reducción de bosques por incendios forestales, la privatización y expropiación de territorio que limitan la libertad de los habitantes para instalarse en cualquier zona.

Luego en Brasil conoció Alagados y sus alrededores, donde se instalan las favelas más conflictivas de Salvador de Bahía, impresionado por la pobreza extrema en la que viven miles de personas, dialogó con lugareños que aseguraron que la clase media tiene una idea equivocada del país en que viven, ya que permiten y aceptan que la gente pobre sea torturada y asesinada. A su vez sostienen que la llegada de Bolsonaro al poder puede trasladar la violencia que se vive en las favelas hacia otros sectores de la sociedad.

También conoció Argentina, lugar al que para llegar, tuvo que atravesar la frontera con Chile y, sufrió un desperfecto con su moto que lo hizo parar en Río Grande y “valorar las cosas que tiene”. Luego de hacer duras jornadas de ocho horas por tierra transitando peligrosas rutas, tuvo su primer “gran logro” en el viaje y llegó a “el fin del mundo”, Ushuaia la ciudad más austral del territorio que combina mar, glaciares, lagunas, bosques y cordilleras. Para muchos motoqueros, este destino es una meta, pero según Ostos, para él es sólo el comienzo de una gran aventura que sigue por delante.

“Un hombre puede creer o no creer, eso es cosa suya, porque es su propia vida lo que apuesta por la fe, la incredulidad, el amor, la inteligencia. Y no hay sobre la tierra otra verdad más grande para el espíritu humano que esta gloriosa y humilde condición. El hombre arriesga su propia vida cada vez que elige y eso lo hace LIBRE”, relata Máximo Gorki en Los bajos fondos. Este es uno de los fragmentos con los que se define Agustín Ostos en su página oficial.

Latinoamérica, a una mochila de distancia

Por Belén Marchese y Andrea Michelena

En un contexto de crisis, las vacaciones se volvieron mucho más difíciles de costear, pero imperativas si se quiere desconectar de la realidad. Los aviones y las excursiones organizadas resultan inviables para las generaciones más jóvenes, que tampoco encuentran satisfacción en esta forma enlatada de viajar. Pero para muchos, calzarse una mochila y salir a recorrer el mundo sin gastar demasiado dinero puede parecer abrumador, por no considerarse lo suficientemente “salvajes” para adentrarse en la aventura. Es por eso que te proponemos diferentes rutas para que le des un segundo pensamiento a la opción de irte lejos y conocer nuestro continente de una forma diferente.

1) NIVEL PRINCIPIANTE: Norte argentino

Seguro, simple y precioso. Es una opción que no presenta mayores desafíos de traslado y que miles de jóvenes eligen año a año. Te recomendamos llegar hasta San Miguel de Tucumán, hacer un breve recorrido que incluya la Casa Histórica de la Independencia y partir para Tafí del Valle. Los paisajes te van a deslumbrar. Desde ahí, viajar hasta Cafayate, Salta, para recorrer la Quebrada de las Conchas, un escenario natural imponente. Por último, Jujuy, y tres destinos únicos: Humahuaca, Tilcara y Purmamarca. No te pierdas la excursión a las Salinas grandes, es inolvidable. Todo el norte se puede recorrer en micros de bajo costo, y hay campings, hostels y hoteles con un rango de precios amplio. Comer es muy económico.

2) NIVEL INTERMEDIO: Argentina + Bolivia

Si el norte argentino te dejó con la boca abierta y todavía tenés ganas de seguir descubriendo destinos, desde Jujuy podés cruzar a Bolivia y llegar hasta el Salar de Uyuni, la salina más grande del mundo. No te olvides la cámara de fotos porque las postales son soñadas. Desde ahí, un recorrido casi obligado por La Paz, el centro político, cultural y financiero más importante del país. Por último, el Lago Titicaca y la Isla del Sol, en la frontera con Perú. Esta isla es soñada: arena blanca, aguas cristalinas y sitios arqueológicos colmados de cultura y rituales, incluyendo una fuente de agua de la época precolombina. Bolivia está preparada para recibir jóvenes mochileros, por lo que viajar entre destinos te será simple y económico.

3) NIVEL AVANZADO: Argentina + Bolivia + Perú

¿Todavía querés más? Deberías, porque estás a un paso de conocer el Machu Picchu, una ciudad incaica que fue planificada y construida alrededor del año 1450 d.C. Pero Perú tiene mucho más que ofrecer: Cusco y el Valle Sagrado (Urubamba), Aguas Calientes y Arequipa. Paisajes inigualables, piezas arquitectónicas precolombinas deslumbrantes, siglos de cultura latinoamericana al alcance de la mano y una población tan amena como predispuesta a dejarse atravesar por turistas inquietos que quieren absorber historia y entretenimiento. Hay muchos medios de transporte que conectan los destinos y si no, para los más arriesgados, hacer dedo siempre es una opción.

4) NIVEL EXPERTO: Argentina + Bolivia + Perú + Chile

Si todo lo anterior no fue suficiente, quizás deberías pensar darte una vuelta por Chile. Te proponemos empezar por el norte la ciudad costera de Iquique, con playas paradisíacas y un casino frente al mar. Luego podes acercarte a Antofagasta y visitar el Parque Nacional Llullaillaco, hogar del volcán homónimo. La próxima visita será el Desierto de Atacama. Entre sus diversos parajes naturales están El Valle de la Luna, el Valle de la Muerte (obligatorios si sos fan de Star Wars) y la Laguna Cejar. Además, tiene el cielo más limpio del planeta, por lo que te recomendamos que disfrutes del universo como nunca imaginaste. De camino a Santiago de Chile, te aconsejamos hacer una parada en Valparaíso, y que luego sigas hasta la capital para tomar un vuelo a tu próximo destino: México.

5) NIVEL EXTREMO: Argentina + Bolivia + Perú + Chile + México

Luego de viajar en micro por este continente maravilloso, te mereces un poco más de paraíso a unos cuantos kilómetros de distancia: México es ideal para los más arriesgados. Una visita por el norte del país, al distrito de Chihuahua, para ver La Cascada de Cusarare, que se forma de un arroyo y está rodeada de pinos, es un punto de partida excelente. Luego, podés bajar hasta Chiapas para ir a San Cristóbal de las Casas, conocida por su arquitectura colonial y espectacular catedral de color amarillo. También podes ir a Palenque, ciudad de origen maya y con una gran tradición arqueológica. Tu viaje va a terminar en Oaxaca, distrito costero para relajarte en playas como Mazunte.

Además, te recomendamos algunos sitios web de consulta que te van a facilitar la travesía mochilera:

Foto de portada: Freepik

Chile: no es una guerra, es exigir una sociedad más digna

Por Melania Leto y Sofía Llamedo

A principios de octubre se dio a conocer que la Red de Transporte Público Metropolitano aumentaría sus valores. Las movilizaciones de diferentes clases sociales se reunieron en las calles apuntando contra el gobierno y al sistema político. Al presidente chileno Sebastián Piñeira se le fue la situación de las manos y los medios desinforman al respecto y minimizan lo que sucede. El pueblo se puso de pie en el centro de Santiago de Chile en contra de las políticas del gobierno llevadas a cabo en los últimos años.

Las Fuerzas Armadas y los Carabineros tomaron las calles, según el Ministro de Seguridad Rodrigo Ubilla para “dar tranquilidad a distintas ciudades del país”. Según los medios oficiales son 23 los muertos hasta el momento,  según las redes sociales las cifras varían entre 28 y 60, y son 1.659 heridos en hospitales y 4.364 detenidos hasta el 4 de noviembre.

Tras 36 horas de violencia Piñeira dijo: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni nadie, que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite”.

Esto no es por el aumento al pasaje. Es la gota que rebalsó el vaso”, se lee en los carteles de los manifestantes chilenos. A partir de esto, el gobierno anunció el 18 de octubre un toque de queda que rige desde las 22 hasta las 4. Para ellos “el pueblo chileno está en guerra” cuando en realidad la sociedad está protestando con cacerolas y la respuesta del Estado son balas de goma,perdigones, gases lacrimógenos y carros lanza-aguas.

Las propuestas populares en contra de las políticas de derecha surgieron también, por las bajas pensiones, salud y educación privada, en decir, desigualdad social. A fines de octubre se levantó el toque de queda en diferentes ciudades del país pero ni las cámaras, ni el presidente, ni los empresarios reconocen el saqueo que comenzó hace ya un tiempo.

Una multitudinaria marcha con más de 1,2 millones de personas se concentraron el 5 de noviembre en el centro de la capital chilena de forma pacífica y alegre. Pese a esto, algunos grupos encapuchados provocaron disturbios y la policía aprovechó la situación. Entre los manifestantes se encontraban personas de diferentes clases sociales y edades con el fin de tener un país más digno.

El pueblo exige la renuncia del presidente Sebastián Piñeira y denuncian la existencia de una dictadura encubierta. Este miércoles las protestas se extendieron a los barrios más ricos de Santiago de Chile. Se produjeron una serie de barricadas, fogatas y saqueos. 

Debido al uso de medidas formuladas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), como el estado de emergencia, toque de queda y torturas, Organizaciones de DDHH estudiarán las denuncias sobre vulneración a los derechos de los manifestantes que se movilizan desde el 18 de octubre. Además La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó autorización para visitar el país, tras las denuncias por el uso excesivo de las fuerzas de seguridad.

Hoy en día, se puede escuchar un grito por parte del pueblo por el derecho a la dignidad. Su única herramienta de lucha es el cuerpo como gesto de rebeldía ante un gobierno que pone armas en lugar de derechos e igualdad.