Latinoamérica, a una mochila de distancia

Por Belén Marchese y Andrea Michelena

En un contexto de crisis, las vacaciones se volvieron mucho más difíciles de costear, pero imperativas si se quiere desconectar de la realidad. Los aviones y las excursiones organizadas resultan inviables para las generaciones más jóvenes, que tampoco encuentran satisfacción en esta forma enlatada de viajar. Pero para muchos, calzarse una mochila y salir a recorrer el mundo sin gastar demasiado dinero puede parecer abrumador, por no considerarse lo suficientemente “salvajes” para adentrarse en la aventura. Es por eso que te proponemos diferentes rutas para que le des un segundo pensamiento a la opción de irte lejos y conocer nuestro continente de una forma diferente.

1) NIVEL PRINCIPIANTE: Norte argentino

Seguro, simple y precioso. Es una opción que no presenta mayores desafíos de traslado y que miles de jóvenes eligen año a año. Te recomendamos llegar hasta San Miguel de Tucumán, hacer un breve recorrido que incluya la Casa Histórica de la Independencia y partir para Tafí del Valle. Los paisajes te van a deslumbrar. Desde ahí, viajar hasta Cafayate, Salta, para recorrer la Quebrada de las Conchas, un escenario natural imponente. Por último, Jujuy, y tres destinos únicos: Humahuaca, Tilcara y Purmamarca. No te pierdas la excursión a las Salinas grandes, es inolvidable. Todo el norte se puede recorrer en micros de bajo costo, y hay campings, hostels y hoteles con un rango de precios amplio. Comer es muy económico.

2) NIVEL INTERMEDIO: Argentina + Bolivia

Si el norte argentino te dejó con la boca abierta y todavía tenés ganas de seguir descubriendo destinos, desde Jujuy podés cruzar a Bolivia y llegar hasta el Salar de Uyuni, la salina más grande del mundo. No te olvides la cámara de fotos porque las postales son soñadas. Desde ahí, un recorrido casi obligado por La Paz, el centro político, cultural y financiero más importante del país. Por último, el Lago Titicaca y la Isla del Sol, en la frontera con Perú. Esta isla es soñada: arena blanca, aguas cristalinas y sitios arqueológicos colmados de cultura y rituales, incluyendo una fuente de agua de la época precolombina. Bolivia está preparada para recibir jóvenes mochileros, por lo que viajar entre destinos te será simple y económico.

3) NIVEL AVANZADO: Argentina + Bolivia + Perú

¿Todavía querés más? Deberías, porque estás a un paso de conocer el Machu Picchu, una ciudad incaica que fue planificada y construida alrededor del año 1450 d.C. Pero Perú tiene mucho más que ofrecer: Cusco y el Valle Sagrado (Urubamba), Aguas Calientes y Arequipa. Paisajes inigualables, piezas arquitectónicas precolombinas deslumbrantes, siglos de cultura latinoamericana al alcance de la mano y una población tan amena como predispuesta a dejarse atravesar por turistas inquietos que quieren absorber historia y entretenimiento. Hay muchos medios de transporte que conectan los destinos y si no, para los más arriesgados, hacer dedo siempre es una opción.

4) NIVEL EXPERTO: Argentina + Bolivia + Perú + Chile

Si todo lo anterior no fue suficiente, quizás deberías pensar darte una vuelta por Chile. Te proponemos empezar por el norte la ciudad costera de Iquique, con playas paradisíacas y un casino frente al mar. Luego podes acercarte a Antofagasta y visitar el Parque Nacional Llullaillaco, hogar del volcán homónimo. La próxima visita será el Desierto de Atacama. Entre sus diversos parajes naturales están El Valle de la Luna, el Valle de la Muerte (obligatorios si sos fan de Star Wars) y la Laguna Cejar. Además, tiene el cielo más limpio del planeta, por lo que te recomendamos que disfrutes del universo como nunca imaginaste. De camino a Santiago de Chile, te aconsejamos hacer una parada en Valparaíso, y que luego sigas hasta la capital para tomar un vuelo a tu próximo destino: México.

5) NIVEL EXTREMO: Argentina + Bolivia + Perú + Chile + México

Luego de viajar en micro por este continente maravilloso, te mereces un poco más de paraíso a unos cuantos kilómetros de distancia: México es ideal para los más arriesgados. Una visita por el norte del país, al distrito de Chihuahua, para ver La Cascada de Cusarare, que se forma de un arroyo y está rodeada de pinos, es un punto de partida excelente. Luego, podés bajar hasta Chiapas para ir a San Cristóbal de las Casas, conocida por su arquitectura colonial y espectacular catedral de color amarillo. También podes ir a Palenque, ciudad de origen maya y con una gran tradición arqueológica. Tu viaje va a terminar en Oaxaca, distrito costero para relajarte en playas como Mazunte.

Además, te recomendamos algunos sitios web de consulta que te van a facilitar la travesía mochilera:

Foto de portada: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *